Martes 1 de Diciembre de 2020

  • 18.6º
  • Algunas nubes
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

SEGURIDAD

19 de agosto de 2020

MARCHA DE LOS CONTAGIOS: EL OFICIALISMO CRITICÓ LA MARCHA, MIENTRAS LA OPOSICIÓN CELEBRÓ LA PARTICIPACIÓN

Convocada un sector de la oposición Con más de 6 mil contagios por día, se realizó una protesta en diferentes puntos del país en rechazo a las restricciones impuestas por el coronavirus y a la reforma judicial. Mientras que miembros del Gabinete salieron al cruce, referentes de la oposición se mostraron "orgullosos".

En plena pandemia y con más de 6 mil contagios por día por la Covid-19, la movilización del 17A en el Obelisco y otros puntos del país también cosechó un cruce entre el expresidente Mauricio Macri y funcionarios nacionales, como el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Interior, Eduardo De Pedro.

En Twitter, Macri publicó en su cuenta, desde Suiza: "Orgulloso de los miles de argentinos que salieron ayer para decirle basta al miedo y al atropello, y sí al trabajo, al respeto y a la libertad".

En la misma red social, Cafiero salió al cruce del líder del PRO al afirmar que "el expresidente aunque esté en Suiza no puede desconocer la irresponsabilidad que significa fomentar y alentar una marcha en plena pandemia".

"Esos hospitales públicos que usted desfinanció se merecen que todos seamos responsables, mucho más los dirigentes", cerró el jefe de Gabinete.

En el mismo sentido se expresó a través de Twitter el ministro de Interior, quien señaló: "Irresponsable como presidente, irresponsable como opositor. Siempre Mauricio es Macri".

“Las aglomeraciones de personas aumentan el riesgo en cualquier circunstancia, en cualquier situación” (CARLA VIZZOTI)

También criticaron la protesta el ministro de defensa, agustín rossi; la viceministra de salud, carla vizzoti; el ministro de ciencia, roberto salvarezza; el secretario de relaciones parlamentarias, fernando navarro; el jefe de gabinete bonaerense, carlos bianco; la ministra de gobierno provincial, teresa garcía; y el viceministro de salud bonarense, nicolás kreplak.

 

En tanto, ponderaron el alcance de la convocatoria la líder de la coalición cívica y exdiputada, Elisa Carrió; la presidenta del pro, patricia bullrich; el diputado y presidente de la UCR, Alfredo cornejo; el diputado nacional Ricardo Buryaile (UCR); y el exjefe de la bancada del pro en diputados, Nicolás Massot; entre otros.

Rossi señaló que la protesta "fue un acto de irresponsabilidad política" y que "claramente fue convocada por los sectores más contestatarios y virulentos de la oposición desde el punto de vista discursivo".

En esa línea, el ministro de Defensa mencionó que "la presencia de la presidenta del PRO (por Bullrich) releva de cualquier tipo de explicación" y estimó que "el objetivo de estas marchas, que las hacen coincidir con fechas patrias, está claro que es intentar desgastar al Gobierno".

 

En la conferencia diaria en la que se anuncian los datos de la pandemia, Vizzoti advirtió que "las aglomeraciones de personas aumentan el riesgo en cualquier circunstancia, en cualquier situación, desde el riesgo individual al riesgo colectivo y los logros que hemos alcanzado".

A su turno, Salvarezza opinó: "Desafiar la salud pública no tiene ningún mérito. Creo que hay un sector de la sociedad, que es una minoría claramente, que no parece ser un sector que utiliza racionalmente el debate político, que podemos hacerlo en otro momento, no en medio de una pandemia".

En ese sentido, Fernando 'Chino' Navarro manifestó: "Entiendo que (los manifestantes) puedan tener bronca y, circunstancialmente, haya odio pero tenemos que actuar de otra forma", ya que "es tan grave la crisis de la pandemia que de esto se sale con sensatez, hablando y discutiendo pero en un tono más racional".

Por su parte, Bianco señaló que "la de ayer no fue una marcha anticuarentena, sino una marcha antiperonista".

En una conferencia brindada en La Plata, el jefe de Gabinete provincial agregó: "No se entiende bien de qué se tratan esas marchas. Son irresponsables y temerarias", ya que "se puso en riesgo a la gente".

“Hay que cuidarse y no incentivar actitudes irresponsables y temerarias. Espero que el daño sea el menor posible” (NICOLÁS KREPLAK)

En tanto, la ministra García evaluó que "esas marchas, que están propiciadas por un sector de la oposición, son las que se convocan desde el primer día cuando desde el Gobierno nacional se toman decisiones de fondo".

 

Con un gráfico que muestra el incremento de contagios de Covid-19 en Estados Unidos luego de las marchas 'Black Lives Matter' realizadas por el asesinato de George Floyd, el viceministro Kreplak manifestó: "Hace horas que leo y escucho análisis absurdos sobre que la concentración de gente no es peligrosa. Miren lo que pasó en Estados Unidos después de las masivas protestas. Hay que cuidarse y no incentivar actitudes irresponsables y temerarias. Espero que el daño sea el menor posible", remarcó.

 

Desde la vereda de enfrente, Bullrich contó que Macri "estaba muy contento" con la realización de la protesta opositora en plena pandemia porque "cree que estas marchas de alguna manera fueron las que nos llevaron de un 32% a un 41%" de votos en las elecciones de octubre último".

 

También en Twitter, Carrió celebró: "La República está viva. Gracias fue emocionante" y además publicó una imagen de la virgen de la Medalla Milagrosa junto a su muñeca 'La Republiquita'.

 

Al respecto, Cornejo consideró que la marcha fue "una reacción espontánea de un sector muy grande de la población que está harta de los atropellos y ya es hora de que el Gobierno nacional tome la agenda de la Argentina".

 

"El Gobierno está tratando de decir que la convocó (Mauricio) Macri, pero es una reacción espontánea de un sector muy grande de nuestra población que está harta de los atropellos y de este empoderamiento construido en base al miedo y no a las libertades", afirmó el diputado mendocino.

 

Por su parte, Buryaile sostuvo que el Presidente "debería tomar nota del reclamo de miles de argentinos" en relación a la marcha del 17A y consideró en esa línea que "cometería un error muy grave impulsar una modificación de la justicia no consensuada en este momento económico, social y sanitario que vive la Argentina".

 

En esa línea, Massot sostuvo que la manifestación "no tiene dueño" y consideró que la convocatoria fue "muy heterogénea y variopinta".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios