Sábado 28 de Noviembre de 2020

  • 30.3º
  • Mayormente soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

PANDEMIA

12 de noviembre de 2020

CORONAVIRUS REBROTE: ITALIA ESTÁ AL BORDE DEL COLAPSO SANITARIO.

Advierten que "en algunas regiones en urgencias hay escenas de guerra". Según la Agencia de Servicios Regionales de Salud el 52 por ciento de los pacientes ingresados en los hospitales de Italia son enfermos de coronavirus, por lo que se superó ya ampliamente el umbral "crítico" estimado del 40 por ciento.

El primer ministro italiano Giuseppe Conte insistió en las últimas horas con la necesidad de evitar un confinamiento total en el país para frenar el avance de la nueva oleada de coronavirus, pese al avance de la enfermedad, que está generando efectos preocupantes en el sistema sanitario. Según la Agencia de Servicios Regionales de Salud (Agenas), el 52 por ciento de los pacientes ingresados en los hospitales de Italia son enfermos de Covid-19, por lo que se superó ya ampliamente el umbral "crítico" estimado del 40 por ciento.

La península superó este miércoles el millón de casos de coronavirus desde febrero, cuando comenzó la emergencia nacional. El efecto en el sistema sanitario no tardó en llegar. El médico Walter Ricciardi, consejero del Ministerio de Sanidad, subrayó que en los hospitales "la situación está empeorando" y reconoció que "ya hay centros que niegan asistencia e intervenciones a pacientes cardiovasculares u oncológicos y al mismo tiempo no atienden bien a los pacientes con Covid".

Riccardi aseveró que "en algunas regiones en urgencias hay escenas de guerra y en otras no", y agregó que "ahora la situación es peor que en la primera ola, porque nos acercamos al frío y a la gripe".

Según un análisis del diario La Repubblica, las nuevas infecciones aumentaron un 25 por ciento en la última semana frente al 50 por ciento en los siete días anteriores y un fenómeno similar ocurre en las hospitalizaciones.

De acuerdo al informe, “entre el 4 de noviembre y ayer, los contagios fueron 235.660, contra 195.068 en los siete días anteriores. El aumento es del 25,6 por ciento mientras que el anterior era del 49,7 por ciento".

También el incremento de hospitalizaciones se ralentiza y este martes se llegó a 2.971 hospitalizados en cuidados intensivos, frente a los 2.225 del 2 de noviembre, con un aumento del 33,5 por ciento respecto al 57,8 por ciento de la semana anterior. En cuanto a las muertes, que ayer alcanzaron un total de 42.330, fueron 2.918 en una semana, mientras que en la anterior fueron 1712, con un aumento del 71 por ciento, comparable a la semana anterior, que fue del 72,4 por ciento, ya que murieron 995 personas.

 

LAS MEDIDAS A TOMAR ANTE LA SUBA DE CONTAGIOS

El presidente de la Federación Nacional de Médicos de Italia, Filippo Anelli, advirtió que si la curva de contagios sigue subiendo, serán necesarias nuevas medidas restrictivas por parte del Gobierno, pero descartó que por el momento el país pueda ser confinado de nuevo como en primavera. Opinó que como mucho "todas las regiones pasarán a ser zona roja", el nivel máximo de riesgo establecido por el Ejecutivo, pero en estas áreas no se han cerrado fábricas y no se han interrumpido actividades como las de las peluquerías, algo que sí ocurrió en primavera.

Además, indicó que en los últimos días hay entre 100 y 120 pacientes de media que ingresan cada jornada en unidades de cuidados intensivos.En ese sentido, Conte afirmó que se está preparando “un plan nacional para garantizar la seguridad y distribución de la futura vacuna".

 

UN PANORAMA DESALENTADOR.

Este miércoles se agregaron 32.961 nuevos infectados y 623 fallecidos, el peor dato desde el 6 de abril cuando hubo 636 defunciones, de acuerdo a los datos del ministerio de Salud. La mayoría de los contagios son de la norteña región de Lombardía, que reportó 8180 casos y fue la zona más afectada en la oleada de abril.

Once regiones están por encima de este nivel, además de Lombardía, figuran Campania, Piamonte y Lacio, donde se halla Roma.

Desde este miércoles otras cinco regiones pasaron a estar en "zona naranja", con más restricciones, por sus elevados niveles de contagio: Los Abruzos, Basilicata, Liguria, Toscana y Umbría, que se unen a Apulia y Sicilia. En la "zona naranja", los restaurantes y bares están cerrados durante todo el día, por el momento las tiendas permanecen abiertas y se permite la circulación dentro de un municipio, pero no salir de la localidad de residencia. La provincia autónoma de Bolzano se ha convertido en "zona roja", junto con Lombardía, Piamonte, Calabria y Valle de Aosta, que ya estaban bajo esa clasificación.

Ante este panorama, Conte afirmó que se trabaja para evitar el confinamiento a nivel nacional. Respecto a las noticias sobre que el próximo 15 de noviembre el Gobierno aprobará un nuevo decreto para aplicar un confinamiento, más suave que el de marzo pero a nivel nacional, el primer ministro aseguró que se está "trabajando para evitar el cierre de todo el territorio nacional".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios